Todos tenemos un montón de ropa en nuestra casa. Ropa que no usamos, que usamos sólo de vez en cuando, o ropa de temporada. Nos hemos podido plantear guardar toda esa ropa en un trastero, pero, ¿Cómo guardamos la ropa correctamente en nuestro trastero?

Hoy en Easybox te damos varios consejos para guardar ropa en tu trastero. Es muy importante que sepamos guardar bien la ropa en el trastero, tanto para ahorrar espacio y que nos entren más cosas, como para que la ropa esté en perfecto estado y no se deteriore.

 

1. Dona o vende la ropa que no uses

 

Cuando miras tu armario y ves toda la ropa, seguro que hay cosas que ya no quieres. Bien sea porque estén viejas, o porque no te las vayas a poner ya más. Separa toda era ropa. Si hay algo roto o deteriorado, lo puedes tirar o usar para hacer trapos. La ropa que no vayas a usar, puedes donarla o venderla.

Hay ONGs que estarán encantados de recibir tu ropa vieja y que no vas a usar para dársela a los que más lo necesitan. Y si prefieres venderla, puedes probar a través de portales como Ebay o Vinted.

2. Lava toda la ropa antes de guardarla

Cuando sepas que ropa quieres guardar, es muy importante que la laves, aunque no este sucia. Si la guardamos en un trastero sin lavar, podría producir moho o hongos, así que lavando la ropa previamente nos ahorramos esos problemas. Que no haya ninguna sustancia o mancha en la ropa que se pueda asentar en la prenda, y con el tiempo, poder hacer que se estropee o deteriore.

 

lavar ropa

3. Usa recipientes de plástico

Normalmente la gente guarda su ropa en cajas de cartón o bolsas de plástico. Son opciones mucho más económicas, y que la gente tiene más a mano o están más acostumbrados a hacerlo así. Pero realmente no es una buena idea, ya que es más fácil que nuestra ropa pueda sufrir daño.

La solución más óptima sería usar cajas de plástico, que se puedan cerrar herméticamente, y pueda haber aire dentro de la caja, para que la ropa pueda respirar y no se deteriore. Si las cajas son transparentes, podrás ver rápido lo que contiene cada caja, para poder ver que es lo que necesitas en cada momento.

4. Organiza tu ropa con una forma de inventario

Ya sea etiquetando las cajas con el tipo de ropa que contiene, o bien usando colores para identificar la ropa, podrás acceder y localizar rápidamente la ropa que necesitas en cada momento.

También puedes hacer una lista de inventario, para saber en todo momento donde tienes cada prenda, y poder ir directamente a la caja que lo contiene.

5. Cuidado con los insectos

Hay que tener mucho cuidado con los insectos, y hacer que se mantengan alejados de tu ropa. La opción más común sería usar bolas de naftalina. Funciona bien, pero tiene un problema, y es que quizás no te gusta el olor que deja.

Podemos usar una forma mucho más natural, con astillas de cedro. Harían la misma función que la naftalina, pero de forma natural, sin ningún tipo de pesticida.

inventario ropa

6. No envases al vacío

Aunque parezca una buena idea, porque reduce mucho el espacio, realmente no lo es. Envasar al vacío te puede salir muy caro, ya que puede crear arrugas permanentes en tu ropa. Que haya aire para que la ropa respire es fundamental.

 

Así que con todos estos consejos ya puedes guardar tu ropa con total tranquilidad. Puedes contratar un trastero para poder guardar toda tu ropa.

 

×