Tanto si compra como si alquila, la mudanza es un momento emocionante. Sin embargo, hay muchos preparativos, lo que significa que el proceso puede resultar estresante y abrumador, sobre todo cuando se combina con los compromisos y las presiones de la vida cotidiana. Para ayudar a combatir esto, hemos reunido algunos de nuestros mejores consejos para ayudar a que su día se desarrolle sin problemas y le haga sentir tranquilo, calmado y libre de estrés.

Desde la eliminación del desorden o la elección de materiales de embalaje sostenibles hasta la consideración de la duración del período de la mudanza. ¡Lo tenemos todo aquí!

Cómo abordar las cosas habitación por habitación 

Sabemos que empaquetar toda una casa puede ser a veces una tarea desalentadora. Por eso le sugerimos que lo haga habitación por habitación. Le sugerimos que empiece por las habitaciones más grandes, como la cocina y el salón, y que luego se ocupe de los dormitorios, ya que en ellos suele guardar la mayoría de sus pertenencias. Una vez que haya revisado y organizado todas sus pertenencias en estas habitaciones clave, el resto le parecerá un paseo por el parque. Otro consejo fundamental es asegurarse de hacer descansos entre cada habitación, ya que permitirse sentarse y tomar un respiro puede ayudar a que esta aparentemente gran tarea resulte mucho más manejable. Incluso puedes dividirla en varios días, abordando una habitación por día.

Intenta guardar todo lo que no sea esencial, empezando por los objetos más pesados de la caja, como las ollas y sartenes viejas que no hayas usado en mucho tiempo. Si dejas lo esencial para el final, podrás seguir con tu vida mientras empaquetas. Cuando coloque sus objetos en las cajas, intente que sean iguales, ya que esto significará que en cualquier etapa de este proceso de mudanza, ya sea al trasladar las cajas al almacén, al entregarlas a la empresa de mudanzas o al mudarse a su nuevo hogar, sabrá exactamente dónde están sus objetos sin tener que rebuscar en un montón de cajas, ya que no saber dónde están las cosas puede aumentar la sensación de estrés. Otro consejo importante es que te asegures de que tienes cajas resistentes en las que quepan cómodamente todas tus pertenencias. Le resultará muy útil saber que sus pertenencias estarán a salvo y que las cajas podrán sostener todos esos artículos pesados. Por último, asegúrese de que las cajas grandes se utilizan para la ropa de cama y la ropa y las cajas más pequeñas para los artículos más pesados. Esto no sólo evitará que las cajas sean demasiado pesadas para trasladarlas (si hay demasiados artículos pesados en una caja grande), sino que también le ayudará a tener una idea aproximada de qué artículos van en cada caja.

Aprenda a amar el etiquetado

Puede parecer sencillo, pero algo tan básico como el etiquetado puede tener un gran impacto y evitar que rebusques frenéticamente entre las cajas en busca de ese objeto específico que nunca pensaste que necesitarías el primer día en el nuevo hogar. Después de haber extraviado su objeto favorito, con estas nuevas habilidades organizativas, superará la transición como una máquina bien engrasada. 

Basta con que cojas un Sharpie o un rotulador permanente, que lleves contigo durante todo el proceso de embalaje y el día de la mudanza, y le des un buen uso etiquetando todo. Para mayor claridad, siempre recomendamos escribir en mayúsculas y, sobre todo, etiquetar la caja tanto en la parte superior como en el lateral, para que cuando todo llegue al otro extremo, sepa qué cajas deben ir en cada habitación. Si va a trasladar un gran número de objetos, puede que incluso merezca la pena dedicar tiempo a documentar cuidadosamente el contenido de cada caja y adjuntarlo a la misma. Esto le permitirá, el día de la mudanza, centrar sus esfuerzos de desembalaje en aquellas cajas que contengan artículos importantes y urgentes, como ropa de cama, artículos de aseo y electrodomésticos de cocina.

Haga del almacenamiento externo su nuevo mejor amigo

Si tiene problemas para encontrar tiempo para su mudanza, considere la posibilidad de ampliarlo. Tratar de abarcar esta enorme empresa en uno o unos pocos días no le dejará tiempo suficiente para sentirse preparado para el gran día. ¿Por qué no considerar el uso de trasteros como el nuestro en Easybox para albergar temporalmente sus pertenencias antes del día de la mudanza? Trasladar temporalmente sus cajas a Easybox le permite tener tiempo para vaciar su casa con el tiempo, y no todo un día. Si prolonga su mudanza de forma gradual durante un periodo más largo, no sólo eliminará la presión del tiempo inmediato, sino que también le permitirá darse tiempo para dar un paso atrás, respirar y seguir con otras tareas con la mente despejada y despejada. Una vez que se haya mudado a su nueva casa, podrá tomarse su tiempo para volver a guardar sus pertenencias, y a su propio ritmo.  Esto es muy útil si necesita tiempo y espacio en su nueva casa para hacer una limpieza profunda o una primera pintura y decoración.

Sabemos que la vida está llena de giros inesperados, por lo que el almacenamiento fuera de las instalaciones es extremadamente útil para organizar sus pertenencias, ya que le permite ser flexible en cuanto al tiempo de la mudanza, eliminando la presión de tener que completar la tarea con gran rapidez.

Tómese su tiempo para elegir la empresa de mudanzas adecuada para usted

Aunque puede resultar tentador optar por la primera empresa de mudanzas disponible, tómese su tiempo y compare.

Al igual que Cenicienta encontró su zapato de cristal, encontrar una empresa perfecta para usted transformará su experiencia de mudanza y reducirá su estrés al saber que sus pertenencias están en buenas manos. Hay que tener en cuenta el precio, la disponibilidad y también aspectos como las credenciales de sostenibilidad, por ejemplo, si los artículos se trasladan utilizando cajas de plástico reutilizables o cajas de cartón, o incluso el tipo de vehículo de mudanza.

×