En Easybox te traemos una serie de trucos y consejos para que puedas organizar una casa desordenada. Cada vez, es más común que los espacios de las casas sean más pequeños, que tengamos un montón de cosas para almacenar, o incluso, que no tengamos tiempo para dedicarle a la organización de la casa.

Te vamos a contar una serie de trucos y consejos realmente sencillos para que puedas ordenar tu hogar, y mantenerlo ordenado.

 

1. Toda cosa tiene su lugar y cada lugar es para sus cosas

 

Parece algo complicado, incluso un trabalenguas, pero es mucho más sencillo de lo que puede parecer. Cada objeto necesita un lugar predeterminado en la casa. Tenemos que asignar a cada elemento su lugar, e intentar que siempre este ahí.

Si alguna vez algún elemento tiene que estar en otro lugar u otra estancia, procura recogerlo y dejarlo en su sitio lo antes posible, para evitar que se acumulen demasiadas cosas innecesarios en otros sitios, y que se vuelva a desordenar la casa

2. Cajones con compartimentos

En varios sitios de la casa, como la cocina o el baño, es el sitio ideal para tener cajones con compartimentos, para poder tener organizadas tus cosas y que no se junten o se mezclen.

Procura usar cada espacio para almacenar un mismo elemento, tenedores con tenedores, toallas con toallas… Puede parecer algo demasiado obvio, pero es muy sencillo que en algún momento dejes algo apresuradamente, y no te fijes bien en donde exactamente. Para mantener el orden es el hogar es muy importante la constancia, y intentar hacerlo bien todo el tiempo, ya que si no el desorden irá venciendo poco a poco hasta que tengamos que volver a empezar

 

cajones con compartimentos easybox

3. Céntrate en la cocina

La cocina suele ser el foco principal de desorden en una casa. Para cocinar, o comer, utilizamos una gran cantidad de elementos, que luego tenemos que colocar cada uno en su lugar otra vez, después de limpiarlos.

Es muy fácil que en la cocina coloquemos algún objeto en algún sitio que no le corresponde, a quién no le ha pasado que ha ido a buscar algo, y no estaba donde pensaba. Al final perdemos más tiempo buscando algo que no hemos dejado en su lugar, que colocando cada cosa en su lugar.

4. Mucho cuidado con las zonas conflictivas

¿A qué llamamos zona conflictiva? Esto cambia para cada uno, pero nos referimos a las zonas de la casa que más usamos y más propensas son a tener un montón de objetos encima. Puede ser la mesa del comedor, la encimera de la cocina, el recibidor, la mesa de una habitación… Todos tenemos sitios en nuestra casa que usamos para dejar las cosas según llegamos a casa, o cuando estamos allí.

Son lugares en los que siempre vamos a hacer eso, pero tenemos que adquirir una rutina de recoger esos lugares todos los días, y como hemos visto en el punto 1, dejar cada cosa en su sitio. Podemos hacerlo antes de irnos a dormir, cuando volvamos de trabajar… En el momento que queramos, pero tener una rutina de hacerlo todos los días en el mismo momento.

5. Ordenar los dormitorios

Tener ropa tirada, o colocada encima de la cama, en una butaca o una silla, es mucho más habitual de lo que parece. Quién no ha llegado cansado de trabajar, se ha ido a cambiar, y ha dejado la ropa encima de alguno de estos sitios.

Pero al final, es una práctica que fomenta mucho el desorden, pues al ver algo desordenado, la siguiente vez es más fácil que sigamos haciendo lo mismo. Acostúmbrate a colgar o doblar la ropa, o meterla directamente en el cesto de la ropa sucia o en la lavadora. Organiza tu armario, para poder tener la ropa siempre a mano, y poder colocar cualquier prenda enseguida siempre que lo necesites. No importa si usas perchas, si la doblas, pero tienes que organizarlo de alguna forma que sea fácilmente accesible.

habitacion ordenada easybox

6. Habitación de los niños

Si tienes hijos, esté es uno de los puntos más importantes. Esta habitación suele ser la más difícil de mantener ordenada, ya que los niños son unos expertos en desordenar. Es normal, son niños. ¿O no?

Lo más sencillo es que eduques a tus hijos para que empiecen a ordenar todo según acaben con ello. Se lo puedes plantear como un juego, mediante cajas, estantes… Eso, más sumado a que te van a ver a ti ordenar el resto de la casa, no vas a volver a tener problemas con este punto nunca más.

7. Tira o guarda todo lo que no necesites

Siempre tenemos en casa un montón de cosas que no utilizamos, no necesitamos, ya no nos sirven, no funcionan, están rotas…

Todo lo que no funcione o esté roto tíralo. Si tienes cosas que ya no usas ni vas a usar, puedes tirarlas también, o incluso mejor, dónalas.

Y para todas esas cosas que no usamos en el día a día, tan solo alguna vez, o durante una época del año, o incluso cosas que no usamos pero queremos conservar sin que nos ocupen espacio en casa, en Easybox te damos la solución. Puedes contratar un trastero o una taquilla para poder guardar todos esos objetos, para poder tener más espacio en tu hogar y mantener la casa siempre bien ordenada.

 

×